top of page
  • Foto del escritorMaritza Villegas

A 68 AÑOS DE LA LLEGADA DE LOS CICLONES






Miércoles 20 de septiembre de 2023._


En septiembre de 1955 fue un año que es recordado por la llegada de tres ciclones que afectaron la región huasteca, que fueron Gladys, Hilda y Janet.

Gladys llego el 3 de septiembre de 1955 con vientos de 128 kilómetros por hora, sin embargo, apenas la población estaba preocupada por este ciclón, cuando el 19 de septiembre del mismo año, llega el ciclón Hilda, de categoría 3 con rachas de 220 kilómetros por hora, afectando a los estados de Tamaulipas, Veracruz, Hidalgo y San Luis Potosí.


El gobierno federal en ese tiempo a cargo del expresidente Adolfo Ruiz Cortines, se trasladó a la ciudad de Tampico para coordinar las acciones de auxilio a la población.


El gobierno norteamericano, mandó el portaviones CVL-48 Saipan con 14 helicópteros doble hélice, el “Siboney" de la marina de guerra de los Estados Unidos, el destructor “Bassett” cargado con lanchones y anfibios, el “Oglethorpe” con amplia flotilla de aviones, llegando el 24 de septiembre para auxiliar a la población.


Al conversar con Emmanuel Martínez Zamorano, originario de Ciudad Valles y quien fue premiado por el interesante documental “Memoria Líquida, cuando los ríos crecen”, en el cual presenta fotografía y testimonios de sobrevivientes de aquel mes de septiembre de 1955.


Comentó que el documental del Huracán Hilda tiene dos antecedentes en su creación, la primera las vivencias de su abuela, que le toco vivir el ciclón de año 1933, donde le platicó como un helicóptero llevaba dos vacas colgando, además de cuando a una persona le corta la cabeza una lámina.


El segundo antecedente de la creación del documental, es de una antigua leyenda tének, donde relata el diluvio enviado por los dioses para destruir la tierra.


LA COLONIA HILDA

Debido a la afectación del Ciclón Hilda, el padre Xavier Enrique Guerrero Briones se organizo para que fueran beneficiadas 18 familias con terreno y casas. Estas viviendas serían de dos aguas, con material de raja de palma y enjarre de lodo, que vinieron a conformar la colonia Hilda y que posteriormente cambiaría su nombre.

Actualmente se pueden observar estas viviendas en la privada Hilda en lo que ahora se conoce como la colonia Francisco I. Madero.


Entre los 18 beneficiados se encuentran Vicenta Gómez. Esther Aguilar, la familia Campos Vargas, Herminio Altamirano y Arturo Martínez.

Colaboración:

Prof. Crescencio Martínez Candelario

Cronista Municipal


6 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page