• Maritza Villegas

Día Mundial del Agua: La Huasteca con mayor estrés hídrico; río Valles ya en escala de 37 cm







Ciudad Valles.- Llegó la primavera con altas temperaturas a la Huasteca y harta sed, la ausencia de lluvias se observa en los manantiales que han disminuido su volumen y tienden a desaparecer durante esta época de estiaje, agravado por la sequía presente desde hace casi cuatro años.


El río Valles, registró hoy una escala de 37 cm está abajo de su nivel crítico mínimo de 40 cm, medida que marca que estamos llegando a los límites permitidos para mantener la vida acuática en el afluente y el abasto de agua a la población.


¿Qué se está haciendo para evitar su desecación?


El Comité de Cuenca del Río Valles inició ayer, con el programa de tandeo agrícola semanal y suspensión total en las vacaciones de Semana Santa, acciones acordadas entre Conagua, cañeros, prestadores de servicios y diversas autoridades, para permitir mayor flujo de agua en este período.


Como lo hemos visto en años anteriores al realizar el tandeo agrícola, si bien la estrategia aumenta el volumen del río, el déficit de agua persiste, no se tiene una recuperación verdadera hasta que llegue el período de lluvias.


Reservas hídricas.

De acuerdo con el Monitor de Sequía en México de la Comisión Nacional del Agua, al corte del 15 de marzo, y publicado el 20 de marzo de 2022, San Luis Potosí registra un incremento en áreas de su territorio a anormalmente secos, destacando a la Huasteca en varios de sus municipios en sequía moderada, va en vía de entrar a sequía severa, con un panorama desolador, debido a que no se prevé lluvias para los próximas semanas.


Día Mundial del Agua, sin nada que celebrar. El 22 de marzo del 2021, el río Valles no sólo superó su escala crítica mínima de 40 cm, en estación Santa Rosa, sino que produjo un récord histórico de 27 cm, y un día después 26 cm superando su propio récord, lo que causó alarma, y obligo a las autoridades a hacer nuevos acuerdos con productores cañeros para hacer un segundo tandeo agrícola, a fin de evitar la desecación total del afluente.


La situación fue tan grave, que hasta el tema se abordó en la sesión pública del "Comité Técnico de Operación de Obras Hidráulicas". Y es que se observó que existía un situación anomala en el afluente, el río estaba prácticamente seco a lo largo de la Cuenca, pero extrañamente había cascada en El Naranjo.


¿Acuíferos sobre explotados?

Las amenazas parecían ser distintas desde las realizadas por riegos agrícolas no controlados, uso industrial, humano, hasta de origen natural, como la pérdida de la misma, a través de filtraciones en pequeñas oquedades sobre la sierra.


Ante esta situación, el Comité de la Cuenca estableció el reto de mantener un monitoreo diario de observación del comportamiento del río. Mientras que la Dapa reforzó su bordo para garantizar el abasto. Además, Conagua firmó un acuerdo con la Comisión Federal de Electricidad de la Hidroeléctrica "Camilo Arriaga", para que se apoye a la población con acciones de rectificación de consumo que eviten que el río se seque.


Las acciones preventivas deben ser de la mano con la sociedad para que haya un cuidado del agua más responsable.


Recordemos que el déficit de precipitaciones está en casi todo el país, hay estidades como Nuevo León que ya tandea el agua a su población, suministra sólo dos horas a la semana. No dejemos que esta situación se replique en la Huasteca, hagamos conciencia en la preservación de este vital líquido.

0 visualizaciones0 comentarios