• Maritza Villegas

*El verdadero desafío de convertirse en soldado mexicano*




Ciudad Valles. - Antes de considerar ser un soldado del Ejército Mexicano se debe pasar por una dura formación de entrenamiento y capacitación para demostrar ser digno de pertenecer a las Fuerzas Armadas, pero sobre todo pueda servir a su nación.


Es un trabajo de mil batallas, pero con mucho sentido social. Un soldado no solo necesita valor para entrar al ejército, también requiere de disciplina, dedicación y vocación, y de un adiestramiento que le permita hacerle frente a todas las necesidades que tiene la población : auxilio en caso de inundación, incendio, seguridad, incluso en apoyo sanitario, como en esta pandemia con la atención a enfermos y en el traslado de vacunas y medicina.


El Mayor, Alaian Eduardo Manuel Prom Arteaga, del 36 Batallón de Infantería, informó del trabajo de adiestramiento para cada militar. “Las herramientas que se les brinda permite cumplir con los reglamentos, y los lineamientos en cada materia, siempre respetando las garantías constitucionales y los derechos humanos”.


“Aquí en en el Batallón tenemos especialistas en el manejo de la diversos tipos de arma, como pueden ser ametralladoras, morteros, lanza granadas, entre otros, que se instruyen a lo largo de los que será su carrera”, enfatizó.


Detalló las cinco fases de adiestramiento que debe tener todo militar durante su carrera:


Primera fase: Combate individual, dirigido al personal de resiente ingreso a las Fuerzas Armadas, les permite realizar las diversas tareas dentro de la milicia. La capacitación se lleva a cabo en un Centro de Adiestramiento Regional, y su duración es de 10 semanas.


Segunda fase: Por función orgánica o específica. Es para personal de arma y de servicio, su capacitación tiene una duración de dos semanas.

Arma: caballería, infantería, artillería, arma blindada, dirigido para combate y operaciones tácticas. El personal de servicio, con función específica dentro del Ejército: Sanidad, transporte, materiales de guerra, y brindan apoyo a personal de armas.


Tercera fase: Adiestramiento de unidad. Se realiza a nivel de pelotón, sección, hasta corporación, que es similar a un batallón de infantería, mismo que se realiza en el Centro de Adiestramiento Regional, bajo las órdenes del comandante militar, la instrucción tiene una duración de un mes.


Cuarta fase: El adiestramiento de armas combinadas, se lleva a cabo en el Centro de Adiestramiento Regional en Santa Gertrudis, Chihuahua, y se caracteriza en la instrucción de armas combinadas.

Participa personal de infantería, fuerzas especiales, paracaidista y armas blindadas o combinadas. El tiempo de capacitación es determinado por la Sección Tercera del Estado Mayor De la Defensa Nacional.


Quinta fase: Adiestramiento de Armas Conjuntas, participa Ejército Mexicano y la Fuerza Aérea. Al igual que en la cuarta fase del adiestramiento, su tiempo de duración es determinado por la Sección Tercera del Estado Mayor de la Defensa Nacional.


Así que cuando veamos a un militar, reconozcamos el trabajo que realiza para capacitarse y ser un buen soldado para la patria.

2 visualizaciones0 comentarios